Cobrar por ahorrar energía es posible con los CAEs.